Reseña 'Maravilloso Desastre' de Jamie McGuire

9 de julio de 2013

Desde hace algún tiempo, estoy dentro de un grupo de lectores donde se comenta libros y se recomiendan otros. Una vez me encontré con muchos comentarios positivos sobre un libro llamado Maravilloso Desastre y de cómo casi todas estaban enamoradas de uno de sus personajes. Después de acabar un libro, decidí leerme Maravillosos Desastre y ver porqué estaba teniendo tanto éxito. Después de haberlo leído, he de decir que me ha defraudado un poco. Os dejo la sinopsis:


La nueva Abby Abernathy es una buena chica. Ella no bebe o dice malas palabras, y tiene la cantidad apropiada de cardigans en su armario. Abby cree que ha puesto suficiente distancia entre ella y la oscuridad de su pasado, pero cuando llega a la Universidad con su mejor amiga, su camino hacia un nuevo comienzo se ve truncado por el chico de-una-sola-noche de Eastern University. Travis Maddox, alto, esculpido, y cubierto de tatuajes, es exactamente lo que Abby necesita—y quiere—evitar. El pasa sus noches ganando dinero en un ring de peleas clandestino, y sus días como el chico mas deseado del campus. Intrigado por la resistencia de Abby hacia sus encantos, Travis la atrae a su vida con una simple apuesta. Si el pierde, deberá mantenerse en abstinencia por un mes. Si Abby pierde, ella deberá vivir en el apartamento de Travis durante la misma cantidad de tiempo. De cualquier forma, Travis sabe que ha encontrado a su igual.
Como ya he dicho, este libro me ha defraudado algo simplemente por que lo han pintado de excelente y buenísimo cuando en realidad me vuelvo a encontrar un libro que no aporta nada nuevo y que está lleno de topicazos en la historia y que ya hasta aburren.

Para mí, Maravilloso Desastre tiene dos partes diferentes y que se ven claramente: la parte divertida, la que te engancha y la que hace que las páginas se pasen volando sin darte cuenta que son los primeros capítulos. Aquí la autora ha sabido mantener la tensión sexual entre los dos protagonistas de manera muy estratégica, puesto que cuando se avanzaba, luego se retrocedía y te dejaba con las ganas de ver al fin la unión de los dos. Sin embargo, eso es lo único que nos vamos a encontrar en este libro, un tira y afloja entre los protagonistas que, si es cierto que al principio es lo que más interés tiene, pero luego, cuando está todo más que resuelto, todo se hace plano, monótono y aburrido. Esta ha sido para mí esa segunda parte que divide el libro, una parte que se me ha hecho pesada a más no poder y que ha provocado que quisiera terminar de una vez el libro por la gran cantidad de cosas que la autora va a meter en la trama y que para mi son indiferentes.

Lo peor de este libro es que la autora lo ha extendido demasiado, como si no quisiera terminar nunca la historia y eso ha sido un sufrimiento porque no veía el final del túnel por ningún lado. Como he dicho, un libro lleno de tópicos a más no poder, no me ha dado nada nuevo, ni original ni nada. Solo una historia más, del montón, donde el chico malo es irresistible y la chica no quiere al principio pero luego cae. Y que a Jamie McGuire le haya costado poner el punto final ha arrastrado mucho una historia que se me ha hecho eterna. Yo creo que si Jamie hubiera dejado el asunto cuando todo estaba en su sitio, el libro hubiera sido aún mejor.

Aún así, la autora ha sabido meterse bien en la piel de dos personajes adolescentes, añadiendo en sus vidas problemas tontos típicos de estos libros pero usando una forma de escribir muy natural, sin complicaciones y bastante entendible.

Todo empieza cuando nuestra protagonista no hace el menor caso a uno de los chicos más deseados por el simple hecho de tener una vida pasada un tanto oscura y que es conocida por mucha gente. Y es que Travis Maddox es una de esas personas que van de flor en flor sin buscar nada serio y Abby quiere todo lo contrario. Pero cuando hacen una apuesta y es Abby la que pierde, tendrá que convivir con un chico que cada día y en cada momento está intentando conseguir que se rinda a sus encantos. El problema es que Abby no es tan fácil como Travis creía y tendrá que esforzarse como nunca lo ha hecho para conseguir lo que, al final, más quiere.

Abby no me ha gustado nada, me han entrado ganas de matarla siempre, entrar en el libro y estrangularla por no darse cuenta de las cosas que están delante de sus ojos y por hacer lo que hace en determinados momentos. Encima, Abby se presenta como un personaje que supuestamente es de esas chicas que pueden pasar de una cara bonita y, de repente, Abby está totalmente loca por ella. ¿Dónde ha quedado esa fuerza, espíritu fuerte del principio que no se iba a rendir tan fácilmente? En fin, un personaje que deja mucho que desear y que resulta idiota.

En Travis he encontrado ese encanto que a tantas le gusta, pero no ha sido eso de estar suspirando por él cada vez que sale. Es un chico malo pero con un corazón bondadoso y sin embargo, muchas veces me ha gustado y otras no. Se comporta de esa manera porque pasó por algo doloroso de pequeño y ese es el motivo de que sea así, se protege a sí mismo. Y cuando aparece Abby en acción se vuelve tonto también. Va detrás de ella como un perrito faldero, se vuelve loco cuando ve que solamente está hablando con otro chico y cuando está celoso hace cosas que no he entendido. ¿Pegas a alguien hasta dejarlo KO? ¿En serio? Yo pensando que, cuando ocurre lo inevitable, Travis iba a cambiar y en cierto modo lo hace, solo que de una forma que no me ha agradado en absoluto.

Shepley y América son los dos personajes que me han encantado. Siempre están contentos y, aunque como toda pareja tiene sus conflictos, son dos grandes pilares para que la historia lleve su ritmo. Algunas cosas no hubieran podido ocurrir sin ellos, por eso creo que son fundamentales. Y hacerlos con esa personalidad es un gran acierto de la autora.

Maravilloso Desastre es otro libro de romance juvenil donde nos vamos a encontrar una historia que al principio atrae mucho pero que luego se queda en poca cosa. Si te gustan los chicos malos en una novela y estas historias donde la chica se resiste al chico hasta que ya no se puede resistir más, puede ser tu libro.

  

3 comentarios:

  1. Este es sin duda mi libro favorito, ¡una pena que a ti no te haya gustado más!
    Te sigo y te dejo por aquí mi blog, estaría encantada de que te pasaras ^^
    www.entrelibroshastalastres.blogspot.com
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Al principio me llamó la atención por lo mismo que a ti: todo el mundo lo comentaba. Pero, después de leer esto, me da le impresión de que no me iba a gustar.
    Me ha gustado mucho tu blog, así que me quedo por aquí ;)

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  3. Pienso exactamente lo mismo (lees mi mente (?) No, en serio, me pasó exactamente lo mismo con este libro y me sentía rara porque a todos les encantó. En las reseñas que vi siempre ponían a Abby como un personaje increible cuando a mi más bien me daban ganas de ahorcarla. Al menos ahora sé que no soy la única a la que no le gustó

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<