Reseña 'Recuerda aquella vez' de Adam Silvera

22 de junio de 2017

¡Hola ciudadanos! Oficialmente, puedo decir que ya he acabado mis estudios satisfactoriamente y que ya estoy en vacaciones... ¡FIESTA! Así que, como ya tengo mi querido tiempo libre de regreso, me voy a poner a tope con todas esas lecturas que tengo pendientes. Mientras tanto, hoy os quería dejar la reseña de la que ha sido mi última lectura, Recuerda aquella vez de Adam Silvera, un libro que lleva en mi wishlist desde hace tiempo y que, por fin, he podido leer. ¿Queréis saber qué me ha parecido? ¡Seguid leyendo!


Título: Recuerda aquella vez
Título original: More Happy than not
Trilogía/Saga: No
Autor: Adam Silvera
Editorial: Puck
Páginas: 352
Precio: 16€
ISBN: 9788496886612

SINOPSIS: ¿Y si pudieras borrar de tu mente los recuerdos que te impiden ser feliz? El Bronx, Nueva York, en un futuro no muy lejano… Aaron Soto, de dieciséis años, lucha por encontrar la felicidad a pesar de las cicatrices que arrastra, tanto físicas como emocionales: el suicidio de su padre, su propio intento fallido de abandonar este mundo, una vida de necesidades y, para colmo, la inquietante atracción que siente por Thomas, su nuevo y ambiguo amigo… Con lo fácil sería su vida si pudiera borrar las experiencias acaecidas en estos últimos tiempos y empezar de cero junto a su novia, Genevieve, y sus camaradas de siempre… Afortunadamente, en el vecindario existe una sede del instituto Leteo, que ofrece la posibilidad de erradicar los recuerdos difíciles con un tratamiento revolucionario. Aaaron está dispuesto a olvidar a cualquier precio, sin saber que la felicidad y la infelicidad son dos caras de la misma moneda… y que el precio del olvido puedes ser demasiado alto. Una novela que rompe moldes, con un toque futurista, que nos arrastra por una montaña rusa de sensaciones y preguntas, no todas de fácil respuesta. Una historia original y valiente sobre el olvido que ningún lector podrá olvidar.


En los meses posteriores al suicidio de su padre, encontrar la felicidad es un trabajo duro, pero Aaron todavía la está buscando. Con el apoyo de su novia Genevieve y su madre, está recordando lentamente lo que podría sentirse siendo feliz. Pero el dolor y la cicatriz en forma de sonrisa en su muñeca le impiden olvidar por completo. Cuando Genevieve se va por un par de semanas, Aaron pasa todo su tiempo con Thomas, un chico nuevo al que conoce y que parece que es la persona con la que puede hablar, jugar y pasar el tiempo para no estar todo el rato pensando en Genevieve. Pero Aaron no puede negar la felicidad que trae Thomas consigo cada vez que está cerca de él, o cómo Thomas lo hace sentir seguro de sí mismo, a pesar de las tensiones y problemas que su amistad con Thomas está creando entre su novia y sus amigos. A pesar de ello, Aaron no puede mantenerse alejado de Thomas, ni tampoco olvidar ni hacer caso omiso de los extraños e inquietantes sentimientos que están empezando a surgir dentro de su corazón. Asustado y viendo que estos sentimientos solo le van a traer nuevos problemas, Aaron considera recurrir al revolucionario procedimiento de alteración de la memoria del Instituto Leteo para poder olvidar a Thomas y regresar a la vida donde era feliz y estaba enamorado de Genevieve, incluso si eso significa olvidar quién es realmente. Pero los recuerdos y los sentimientos son mucho más fuertes de lo que Aaron piensa y, a pesar de no querer sentir lo que siente, tendrá que empezar a aprender a aceptar todo lo que está por venir y, aún más importante, aceptarse a sí mismo.

Lo mejor y lo peor #13: Mayo

20 de junio de 2017

¡Hola ciudadanos! Aunque, de nuevo, sea con atraso, hoy vengo a dejaros mi mejor y mi peor lectura del mes pasado, Mayo. De lo que llevo este año, Mayo ha sido el mes más movidito y en el que he leído más libros, pero hacer la elección de mejor y peor lectura no me ha resultado complicado, así que aquí os dejo los títulos que han salido para este mes.



Este libro ha sido el gran descubrimiento de Mayo. En un principio no estaba interesada en leerlo, pero recibirlo por sorpresa en casa hizo que me topara con una lectura obligatoria para todo el mundo y muy necesaria, donde una historia real nos transmite un mensaje de poder, unión, lucha y de no rendirse jamás perfecto, crudo y asombrosamente reivindicativo.

En la otra cara de la moneda, El Príncipe Roto, segunda parte de una trilogía que, sintiéndolo mucho, aquí acaba para mí. Una relación tóxica, una historia llena de clichés, personajes odiosos, machistas y, sí, TÓXICOS. Es asombroso ver que estos libros lo han escrito dos autoras y ponen a la mujer como un objeto de usar y tirar. Lo siento, pero no.

¿Cuál ha sido vuestra mejor y peor lectura de Mayo? ¿Coincidimos en algo?

Mi experiencia trabajando en una librería

18 de junio de 2017

¡Hola ciudadanos! Que ganas de que sean ya las vacaciones... ¡tan solo tres días y ya estaremos en ellas! Para mí significa decir adiós a mis estudios y adentrarme, si tengo suerte, en el mundo laboral de lo que realmente me gusta hacer. Ha sido un año lleno de experiencias y, una de ellas, la he vivido gracias a mis prácticas. Durante tres meses he estado dentro de una librería de mi ciudad y, como bloguera, lectora y amante de los libros, uno de mis sueños es poder montar mi propia tienda pequeñita de libros, y he podido ver que tenerla y que se mantenga no es nada fácil. Por ello, y porque me dijisteis que os gustaría, hoy quiero contaros mi experiencia trabajando en una librería y lo que he visto/pienso de ello. ¡Vamos allá!


Trabajar en una librería puede ser algo fantástico. Estar rodeada de libros, olerlos, tocarlos, recibir un montón nuevos... Y con recibir un buen montón quiero decir recibir un buen montón, literalmente. Algo que me ha llegado a chocar y mucho en este tiempo, es la cantidad de editoriales o sellos que existen y desconocía, que tratan diferentes temas y que publican, cada semana, cientos de libros. En la librería era frecuente ver, cada día, unos cuantos camiones que dejaban varias cajas, tanto pequeñas como grandes, llena de libros. Si os pudiera mostrar la cantidad de cajas que nos dejaba el muchacho de Penguin Random House en tan solo una semana, os quedábais de piedra.